LAGUNAS DE COLOMBIA: BIODIVERSIDAD ENCANTADORA Y ESPIRITUAL

 

lagunaCanoa 1LAGUNAS DE COLOMBIA: BIODIVERSIDAD ENCANTADORA Y ESPIRITUAL

Un atractivo misterioso de las lagunas que habrán observado los visitantes y los investigadores habituales es que ninguna laguna es igual a otra. Son únicas, reconocibles, inspiradoras. Todas tienen en común que son lugares donde la energía cósmica se manifiesta plenamente al observador que está atento, conectado espiritualmente de una manera profunda con otras personas o con la Naturaleza.

Quien haya visitado la laguna de Iguaque, la “montaña vigorosa” de donde emergió Bachué, guarda para siempre su color, su forma de corazón, su tono y su belleza. La laguna de Iguaque es hermosa y única. Es considerada el origen de la humanidad por los indígenas Muiscas. En la entrada de nuestro Blog: Lagunas del Páramo: Lugares Sagrados de Colombia, describimos la leyenda de la diosa de las fuentes de agua. Los Muiscas, alimentaban su espíritu en las lagunas de los ecosistemas de páramos, las más hermosas de ellas llenas de belleza y energía reconocidas ancestralmente como un lugar sagrado y morada de sus dioses.

El rito Muisca “Correr la Tierra”, revivido hace poco tiempo en el municipio de Guasca (Cundinamarca), era un evento en el que los participantes recorrían el territorio de cinco lagunas sagradas: Guatavita, Guasca, Siecha, Teusacá y Ubaque. Algunos de ellos llenos de euforia, impulsados por bebidas espirituosas a base de maíz, consideraban el lugar sagrado como digno para morir. Quienes lograban alcanzar la muerte bajo los efectos de trances espirituales, quedaban enterrados en esos lugares, “poniéndoles ídolos, oro y mantas, y los respetaban como santos mártires”. (Rodríguez Freyle, 1638). La última ceremonia de “correr la tierra” registrada en 1538 fue interrumpida por la llegada de los españoles.

En todo el mundo es conocida la Leyenda del cacique Guatavita, uno de los más poderosos caciques Muiscas. La laguna, escenario natural y sagrado luce como una hermosa esmeralda, entre cerros que alguna vez fueros testigos de cataclismos geológicos y no pocas veces de intentos de vaciado para extraer sus misteriosos tesoros dorados.

Si alguna pieza milenaria ostentó con orgullo la tradición ancestral que guardan las lagunas sagradas, es La Balsa de Siecha, encontrada en las aguas de una de las lagunas, una pieza de oro con forma de balsa que representaba la mítica ceremonia de El Dorado. La Balsa de Siecha se perdió para siempre. Otra balsa de hermosura similar, llamada La Balsa Muisca, descubierta en el municipio de Pasca, se conserva en el Museo del Oro del Banco de La República. El punto más alto de las montañas que rodean las lagunas sagradas, entre ellas la Laguna de Siecha, alimenta las aguas de la vertiente del Orinoco por el costado Oriental, y la vertiente del río Magdalena por el costado Occidental. La Magia está en el agua bendita de los páramos.

Resulta sorprendente que en todo el territorio colombiano, en la magia de las lagunas, está presente la invitación de retornar a la tierra de las culturas milenarias y ancestrales que sobrevivieron al período marcado desde hace 500 años. La mayoría de estas lagunas se encuentran en lugares protegidos en la figura de parques nacionales naturales. Colombia posee más de 1800 lagunas que ocupan un área de más de 4785 k2 y suministran el agua a más de 25 millones de personas.

El Parque Nacional Natural Chingaza protege la Laguna Sagrada de Siecha. En la zona del parque existen hermosos lugares de importancia religiosa y ceremonial para los pobladores originarios. La Espiritualidad es uno de los objetivos culturales intangibles que dan un valor fundamental para la conservación de las lagunas. El PNN Chingaza es de una humedad extrema que cuenta con 40 lagunas y de ellas sale el 80% del agua que se consume en Bogotá. También genera el 30% de la energía eléctrica de la capital de Colombia. En los lugares pantanosos podemos encontrar especies de musgo de pantano (Sphagnum) que almacenan hasta 40 veces su peso del líquido vital.

Sin embargo, debe mencionarse que una de las presiones más considerables sobre los ecosistemas del parque han sido los proyectos hidroeléctricos desarrollados en la zona. Entre las especies amenazadas del parque se destacan el oso de anteojos (Tremarctos ornatus), dos especies de danta (Tapirus terrestres y Tapires pinchaste) y el venado colorado (Mazama rufina bricenni).

Uno de los habitantes de las lagunas es el majestuoso cóndor andino (Vultur gryphus), el ave voladora más grande del mundo, cuya población ha sufrido en las últimas décadas un alarmante descenso en toda la cordillera de los Andes, pasando a ser una especie en peligro crítico de extinción.

Canoa te invita a ser parte de un grupo creciente de personas que están retornando al cuidado y respeto por la naturaleza, quienes a través de visitas guiadas descubren la importancia de las áreas protegidas y reservas naturales donde las Lagunas de Colombia son de una bidiversidad encantadora y cada una contiene un valor paisajístico único y un significado espiritual especial.

Carlos E. Londoño F.

Te esperamos:

https://www.facebook.com/Canoa-Films-884583834968186
https://twitter.com/Canoa_Films
http://canoafilms.com

laguna canoa 3.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s